¿Tienes una pregunta?

Si tienes alguna duda o consulta, escríbela en nuestro buscador.

15 de octubre de 2014

Glándula Suprarrenal

Esta constituida por dos zonas; la corteza y la medula suprarrenal (Figura 10).

A) Corteza suprarrenal: Está compuesta de tres zonas celulares y produce tres tipos de hormonas esteroidales:
1. Mineralocorticoides (Zona Glomerulosa) 2. Glucocorticoides. (Zona Fasciculosa) 3. Andrógenos corticales. (Zona Reticular)

B) Médula suprarrenal
La médula suprarrenal no concuerda con la definición de una glándula porque no es epitelio glandular, sino tejido nervioso. Es un ganglio simpático de gran tamaño, cuyas terminaciones nerviosas secretan adrenalina (epinefrina) y noradrenalina (norepinefrina) hacia la circulación sanguínea.

Figura 10. Glándula Suprarrenal.

Corteza Suprarrenal

Hormonas Efectos Trastornos de la Homeostasis
Mineralocorticoides (aldosterona) La función principal de estas hormonas, de las cuales la aldosterona es la más importante, consiste en promover la reabsorción, por parte del riñón, de los iones de sodio, cloruro y de agua, facilitando al mismo tiempo la eliminación de potasio. Los iones en cuestión no solamente son importantes por sí mismos, sino que su presencia en la sangre mantiene alta la presión osmótica, lo que asegura un volumen y una presión sanguínea normales. No hay control del eje hipotálamo-hipófisis. Hipoaldosteronismo: Poliuria, hipovolemia, hiperkalemia Hipersecreción: Aumento del peso corporal por retención de agua, hipokalemia.
Glucocorticoides Los niveles de glucocorticoides son regulados por la hormona hipofisiaria adrenocorticotrófica (ACTH), que tiene una regulación hipotalámica mediado por una parte por el factor liberador de ACTH y por otra parte, los niveles de ACTH presentan un ritmo circadiano, siendo más elevada su concentración al amanecer, para ir disminuyendo sus niveles gradualmente, llegando a un nivel más bajo al atardecer. En el ser humano, los miembros más importantes de este grupo son el cortisol y la corticosterona, las que promueven la conversión de la grasa y las proteínas en metabolitos intermedios, los cuales finalmente se convierten en glucosa (gluconeogénesis). De este modo, hacen que el nivel del azúcar en la sangre se eleve (hiperglicemiante). Uno de los principales órganos “reactivos” con respecto a la acción de estas hormonas es el hígado. Si se suministra cortisol a un animal cuyas glándulas suprarrenales hayan sido extirpadas, se induce en el hígado la síntesis de una variedad de enzimas específicas que participan en el metabolismo de las proteínas y de los carbohidratos (Figura 11). Los glucocorticoides se utilizan en clínica para reducir la inflamación en reacciones alérgicas, infecciones, artritis y determinados tipos de cáncer. Estas hormonas inhiben la producción de prostaglandinas (que son mediadores de la inflamación) .También atenúan la inflamación al reducir la permeabilidad de las membranas capilares, y así aminoran la hinchazón. Además disminuyen los efectos de la histamina por lo que se emplea para tratar síntomas alérgicos. La hiposecreción de corticoides junto con aldosterona causa la enfermedad de Addison, cuyos síntomas son: incapacidad para tolerar estrés, movilización de reservas de energía con glicemia normal descenso de la presión sanguínea, pérdida del apetito, debilidad muscular y apatía general y también hipovolemia. La hipersecreción de corticoides, y en forma secundaria de aldosterona (la hipersecreción de ACTH en grandes niveles también induce liberación de Mineralocorticoides), causa enfermedad de Cushing. Que se caracteriza por una movilización excesiva de reservas lipídicas ,destrucción de proteínas y deterioro en el metabolismo de la glucosa .
Hormonas Androgénicas La corteza adrenal produce tanto en el hombre como en la mujer androsterona, que es una hormona de actividad sexual masculina. Colabora en el varón en determinar la contextura masculina. Es frecuente que esta hormona no tenga acción en la mujer hasta después de la menopausia, pues antes su efecto es antagonizado por los estrógenos ováricos, aunque hay fundada evidencia de que eleva la libido (deseo sexual). La hiperfunción en niños de sexo masculino determina una madurez precoz en el desarrollo muscular, distribución del vello y la voz característica del adulto. En las mujeres ocasiona masculinización, creciendo la barba, voz ronca, e involución del ovario, útero y vagina. La hiposecreción en niños causa infantilismo.

Medula Suprarrenal

Hormonas Efectos Trastornos de la Homeostasis
Adrenalina y noradrenalina Estas hormonas aumentan la frecuencia cardiaca, elevan la presión sanguínea, estimulan la respiración y dilatan las vías respiratorias. Además aumentan la concentración de glucosa en la sangre. La médula suprarrenal se activa por los nervios esplénicos y actúa como mediadora de la actividad simpática. Esto implica que la médula suprarrenal actúa concertadamente con el sistema nervioso simpático, logrando con ello que la respuesta sea general y no localizada como ocurre con la función nerviosa. Feocromocitoma: Velocidad metabólica y temperatura corporal elevada, aumento de la frecuencia cardiaca; hiperglicemia. Semejante a excesiva actividad simpática

Figura 11. Regulación y acción de los glucocorticoides. Los estímulos nerviosos inducen al hipotálamo a liberar CRH, el que actúa a nivel de la adenohipófisis y esta libera en respuesta ACTH, que estimula a la corteza adrenal para producir glucocorticoides.
Leer Más

Actualizado en:

19:40

Glándula Paratiroides

Las paratiroides son cuatro pequeñas glándulas ovales aproximadamente del tamaño de una uva pequeña (Figura 8), ubicadas en la superficie posterior de la tiroides, dos implantadas en la parte superior y dos en la parte inferior de la glándula.









Figura 8. Estructura de las glándulas paratiroides.

Paratiroides

Hormonas Efectos Trastornos de la Homeostasis
Parathormona Tiene una participación vital en el metabolismo del calcio y fósforo (hipercalcemiante). Regula el calcio en los líquidos corporales, aumentando el número y el tamaño de algunas células óseas, llamadas osteoclastos: éstas proliferan en los huesos y disuelven gran cantidad de la matriz ósea. Simultáneamente, el calcio es descargado en los líquidos extracelulares del cuerpo. El calcio en el hueso está unido al fosfato como fosfato de calcio (Ca3(PO4)2), y el fosfato es liberado junto con el calcio. La parathormona compensa la liberación del fosfato en la sangre estimulando la excreción del fosfato por los riñones. Al mismo tiempo, inhibe la eliminación de calcio por los riñones, y en esta forma se eleva la calcemia. La secreción de parathormona es modificada por factores del medio interno. Cuando el calcio en la sangre es bajo, debido a la insuficiencia de esta sustancia en la dieta o la falta de Calciferol (o vitamina D, que controla la absorción del calcio de los alimentos en el intestino), las paratiroides aumentan su producción de parathormona, y el calcio de los líquidos extracelulares aumenta (originado en la reabsorción del hueso). Ordinariamente, conservar una concentración adecuada de calcio en los líquidos corporales implica poca reabsorción ósea. Dado que los huesos contienen mayor cantidad que los líquidos corporales, la estructura del hueso no se deteriora. El hueso constituye un depósito de calcio, y la parathormona y calcitonina regulan el calcio en el cuerpo con gran precisión. La figura 8 resume la regulación de la calcemia. Hipoparatiroidismo: Debilidad muscular, problemas neurológicos, formación de huesos densos, tetania por hipocalcemia.

Hiperparatiroidismo: Problemas neurológicos, mentales y musculares por hipercalcemia; huesos débiles y quebradizos (osteítis fibrosa quística).


Figura 9. Regulación hormonal del calcio. La calcitonina y la parathormona contribuyen a la regulación de la calcemia. El hueso puede ser una fuente (sitio de producción) o un sumidero (sitio de utilización o almacenamiento) para el calcio.
Leer Más

Actualizado en:

19:20

Glándula Tiroides

La tiroides, glándula localizada en el cuello secreta varias hormonas, pero la principal es la tiroxina (T4) (Figura 6). Esta hormona contiene cuatro átomos de yodo, su liberación a la sangre ocurre mediante escisión enzimática de la tiroxina y la tiroglobulina, entrando luego a la sangre la tiroxina liberada.
La regulación de la secreción de la tiroides es por la vía del eje hipotálamo-hipófisis y depende principalmente de un ciclo de realimentación negativa entre la hipófisis anterior y la glándula tiroides (Figura 7). Cuando la concentración de hormonas tiroideas en la sangre rebasa su valor normal, el lóbulo anterior de la hipófisis secreta menos hormona estimulante del tiroides (TSH):


Figura 6.  Estructura de la tiroides.


Figura 7. Control de la secreción de las hormonas tiroídeas.

Tiroides

Hormonas Efectos Trastornos de la Homeostasis
Tiroxina Metabolismo: la principal función de la T4, es la regulación del metabolismo basal; aumentando la síntesis proteica e incrementando el tamaño y número de las mitocondrias. Además estimula el consumo de oxígeno y la producción de calor (el frío ambiental estimula la producción, mientras que el calor la disminuye).
Crecimiento y desarrollo: tiene especial importancia durante el desarrollo fetal y el periodo postnatal, puesto que promueve el crecimiento corporal y el normal desarrollo del tejido nervioso, consecuencia de la capacidad de las hormonas tiroideas de promover la síntesis proteica.
Potenciar el efecto de hormona liberadora de GH y síntesis de somatomedinas, potenciar el efecto de las somatomedinas en el hueso. También regula la proliferación y diferenciación neuronal, la mielogénesis y formación de sinapsis.
SNC: Se requiere durante la infancia para el normal desarrollo intelectual, la memoria y la personalidad.
Sistema cardiovascular y Respiratorio: similares a los de la acción simpática.
Hipofunción: En la niñez: cretinismo congénito (el crecimiento esquelético y el desarrollo mental se detienen, dando por resultado un enano de escasa inteligencia). Se trata exitosamente con hormonas tiroídeas.
En el adulto: mixedema (se caracteriza por una tumefacción o hinchazón de la piel, especialmente en manos y cara, metabolismo lento, temperatura corporal más baja que la normal, tendencia a engordar y a permanecer inactivo y dificultad para pensar con rapidez y eficacia). Una hipofunción también causa bocio simple, que se manifiesta como abultamiento del cuello, que se produce por un aumento del tamaño de la tiroides, debido a deficiencia de yodo en la dieta.
Hiperfunción: en el adulto produce un metabolismo acelerado, por lo que el individuo es delgado, sufre palpitaciones fuertes, transpira con facilidad, tiene su temperatura corporal superior a la normal y es nervioso e irritable. La causa más común de hipertiroidismo es la enfermedad de Graves una afección autoinmunitaria. Anticuerpos anormales se unen a receptores para TSH, activándolos, lo que ocasiona un aumento de hormonas tiroídeas. En algunos casos se produce una prominencia de los globos oculares conocida como exoftalmia. Esta enfermedad se llama bocio exoftálmico.
Calcitonina Disminuye la concentración de calcio en los líquidos corporales (hipocalcemiante), actuando sobre células óseas especializadas llamadas osteoblastos, de modo que hay un mayor depósito de sales de calcio en los huesos. La secreción de calcitonina aumenta cuando el calcio en la sangre se eleva sobre lo normal, y esto induce la extracción de calcio de la sangre y su almacenamiento en los huesos. El depósito insuficiente de calcio en los huesos durante la niñez causa raquitismo y está ligado a la deficiencia de absorción de calcio en el intestino y a déficit de vitamina D.
Leer Más

Actualizado en:

17:11

Hormona del crecimiento: Hipo e Hipersecreción

La Acromegalia es ocasionada por la producción anormal de hormona del crecimiento en el adulto, es decir, después de haberse completado el crecimiento normal del esqueleto y otros órganos. Se caracteriza por un crecimiento exagerado de los huesos de la cara, mandíbula, manos, pies y cráneo, y también por un agrandamiento de las vísceras y otros tejidos blandos como: tiroides, hígado, riñón y corazón. La producción excesiva de la hormona del crecimiento en los niños produce Gigantismo, lo que ocasiona tallas exageradamente altas, por el contrario el déficit de la hormona produce Enanismo.



Acromegalia


Gigantismo y Enanismo
Leer Más

Actualizado en:

17:03

Hipófisis

Esta glándula tiene el tamaño de una arveja y cuelga del hipotálamo por el tallo hipofisiario y se aloja en una cavidad ósea llamada silla turca. Anatómicamente consta de tres partes distintas: La hipófisis anterior o adenohipófisis, la hipófisis media o parsmedia y la hipófisis posterior o neurohipófisis.

El Hipotálamo controla la liberación de hormonas de la hipófisis anterior. Sus células neurosecretoras producen por lo menos nueve hormonas peptídicas, algunas regulan la liberación de hormonas de esta parte de la hipófisis. Estos péptidos se denominan hormonas liberadoras (RH) u hormonas inhibidoras (IH), dependiendo si estimulan o impiden la liberación de hormonas de la hipófisis anterior, respectivamente. Las RH e IH se sintetizan en las células nerviosas del hipotálamo, se secretan a un lecho de capilares en la porción inferior del hipotálamo y viajan una distancia corta a través de vasos sanguíneos a un segundo lecho de capilares que rodea las células endocrinas de la hipófisis anterior (sistema portal hipofisiario). La hipófisis anterior a su vez controla a otras glándulas endocrinas con la liberación de hormonas tróficas que estimulan la producción de una tercera hormona (H3) que actuará en el tejido blanco generando la respuesta fisiológica (Figura 5A y Tabla 2).

La hipófisis anterior libera diversas hormonas. Cuatro hormonas tróficas, que regulan la producción de hormonas de otras glándulas endocrinas:

Las demás hormonas de la hipófisis anterior no actúan sobre otras glándulas endocrinas:


La hipófisis media, produce la hormona estimulante de los melanocitos (MSH), células pigmentarias que producen melanina, pigmento que da el color a la piel.

La hipófisis posterior es una extensión del hipotálamo; contiene las terminaciones de dos tipos de células neurosecretoras. Dichas terminaciones están rodeadas por un lecho de capilares en el que liberan hormonas para ser transportadas por el torrente sanguíneo. Dos hormonas peptídicas se sintetizan en el hipotálamo y se eliminan en la hipófisis posterior: la hormona antidiurética o vasopresina (ADH) y la oxitocina (Figura 5B y Tabla 2).



Hormonas Hipotalámicas Blanco Acción principal
Hormona liberadora de la hormona del crecimiento (GRH). Adenohipófisis Estimula la secreción (liberación) de hormona del crecimiento.
Hormona inhibidora de la hormona del crecimiento (GIH) o Somatostatina (SS). Adenohipófisis Inhibe la secreción de hormona del crecimiento.
Hormona liberadora de corticotropina (CRH). Adenohipófisis Estimula la liberación de hormona adrenocorticotrofina(ACTH).
Hormonal liberadora de tirotropina (TRH). Adenohipófisis Estimula la liberación de hormona tiroideoestimulante (TSH).
Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Adenohipófisis Estimula la liberación de gonadotropinas (FSH y LH).
Hormona liberadora de prolactina (PRH). Adenohipófisis Estimula la secreción de prolactina.
Hormona inhibidora de prolactina (PIH) o dopamina. Adenohipófisis Inhibe la secreción de prolactina.
Oxitocina Glándulas mamarias y músculo uterino Estimula la eyección láctea y las contracciones del músculo uterino durante el parto.
Vasopresina o Antidiurética(ADH) Riñones (nefrones) Aumenta la reabsorción de agua a nivel de los túbulos contorneados distal y colector.
Tabla 2. Hormonas hipotalámicas.

La diabetes insípida es el resultado de un déficit de la hormona antidiurética o vasopresina, que es la encargada de limitar la producción excesiva de orina. Lo singular de esta hormona es que el hipotálamo la produce y luego es almacenada hasta ser liberada en el flujo sanguíneo por la hipófisis posterior. Los principales síntomas de esta enfermedad es una sed excesiva (polidipsia) y una producción exagerada de orina muy diluida (poliuria).
Leer Más

Actualizado en:

15:52

Hipotálamo

Durante muchos años la glándula hipófisis o pituitaria recibió el nombre de glándula endocrina “principal” debido a que produce varias hormonas que controlan otras glándulas endocrinas. Actualmente se sabe que la hipófisis es controlada por el hipotálamo.

El hipotálamo es una parte del cerebro que es la conexión integradora más importante entre los sistemas nervioso y endocrino. Recibe aferencias de otras regiones del cerebro: sistema límbico, corteza cerebral, tálamo y sistema reticular activante. Además recibe señales sensoriales de órganos internos y del sistema visual. Las experiencias dolorosas, estresantes y emocionales producen cambios en la actividad hipotalámica. El hipotálamo contiene cúmulos de células nerviosas especializadas llamadas células neurosecretoras, las cuales sintetizan hormonas peptídicas, las almacenan y las liberan cuando reciben un estímulo.
Leer Más

Actualizado en:

15:41
Blog de FísicaBlog de MatemáticasMateriales de LaboratorioBlog de Lenguaje