Sistemas cromosómicos de la determinación del sexo

Sistemas cromosómicos:

Determinación del sexo XX – XO. En este sistema las hembras poseen dos cromosomas X (XX), y los machos un sólo cromosoma X (XO). En la meiosis de las hembras los dos cromosomas X se aparean y luego se separan y un cromosoma X ingresa en cada óvulo haploide. En los machos el único cromosoma X se agrega en la meiosis a la mitad de los espermios, la otra mitad no lo recibe. Esta determinación del sexo se observa en muchas especies de insectos (ejemplo clásico: el saltamontes).

Anuncios

Determinación del sexo XX-XY. En muchas especies, las células de ambos sexos poseen el mismo número de cromosomas, pero mientras las células de las hembras poseen dos cromosomas X (XX), las de los machos sólo poseen un cromosoma X y otro más pequeño denominado Y (XY). En este tipo de sistema determinante del sexo, el macho es el sexo heterogamético: la mitad de sus gametos poseen el cromosoma X y la otra mitad el Y. La hembra es el sexo homogamético: todos sus óvulos contienen un sólo cromosoma X. Muchos organismos, incluidas algunas especies de plantas, insectos y reptiles, y todos los mamíferos (incluidos los seres humanos) poseen el sistema determinante el sexo XX-XY.

Sistemas cromosómicos
Figura 4. Determinación del sexo XX-XY: Seres humanos.

Determinación del sexo ZZ-ZW. En este sistema la hembra es heterogamética ZW y el macho homogamético ZZ. Este tipo de determinante del sexo lo poseen aves, polillas, algunos anfibios y algunos peces.

Haplodiploidía. En insectos como abejas, avispas y hormigas no hay cromosomas sexuales,por lo tanto el sexo se basa en el número de juegos cromosómicos que se encuentra en el núcleo celular. Los machos se desarrollan a partir de óvulos no fertilizados (partenogénesis) y las hembras a partir de óvulos fertilizados. Los machos poseen un sólo juego cromosómico (son haploides) y las hembras poseen dos juegos cromosómicos son diploides.

Figura 5. Haplodiploidía: el sexo es determinado por el número de juegos cromosómicos.
Nosotros pensamos que el sexo está determinado por la presencia de cromosomas sexuales pero, en realidad son los genes individuales localizados en estos cromosomas los que generalmente son responsables de los fenotipos sexuales, como en el caso del hombre y muchos mamíferos estudiados a la fecha.

En 1990 se descubrió un gen determinante de la masculinización denominado gen de la región Y determinante del sexo (SRY, sex-determining región Y gene). Este gen se halla en el cromosoma Y de todos los mamíferos examinados hasta este momento.