Sistema Inmune

Es el sistema biológico más complejo y se encuentra distribuido por todos los órganos y fluidos vasculares e intersticiales del cuerpo y es parte de los sistemas que mantienen la homeostasis,ya que preserva la integridad del individuo al defenderlo de los invasores patógenos.

Anuncios

Los órganos que estructuran al sistema inmune se clasifican en dos conjuntos: órganos linfoides primarios o centrales y los órganos linfoides secundarios.

    • Órganos linfoides primarios o centrales: corresponden a la médula ósea y el timo. (Figura 5) Hay que recordar que las células precursoras de linfocitos se desarrollan a partir de células madres pluripotenciales en la médula ósea. Las células precursoras de linfocitos pueden tomar dos caminos para diferenciarse: migran al timo o se diferencian en la propia médula ósea.

 

  • Médula ósea. Algunas células precursoras al diferenciarse en la médula ósea (en inglés bone marrow), reciben por ello el nombre de linfocitos B.

 

 

  • Timo. Otras células precursoras de linfocitos migran a esta glándula, órgano linfoide situada en la parte media del tórax, aquí se diferencian en primera instancia los linfocitos T en dos tipos: linfocitos T colaboradores (LTCD4) y linfocitos T citotóxicos o citolíticos (LTCD8).

 

 

  • Órganos linfoides secundarios: en este grupo se encuentran los adenoides de los huesos del cráneo, las amígdalas, los ganglios linfáticos, el bazo, las placas de Peyer, ciertos grupos celulares dispersos en la piel y los pulmones. (Figura 5). En ellos los linfocitos B y los linfocitos T y sus antígenos apropiados completan su diferenciación.

 

Figura 5. Ubicación de los órganos linfoides primarios y secundarios.

En la figura 6, se presenta esquemáticamente el desarrollo de los linfocitos B y T desde su origen hasta su migración a los órganos linfoides, donde se produce la respuesta inmunitaria. Observe la importancia del sistema circulatorio y linfático en el transporte de las células inmunitarias. Es interesante el número de linfocitos distribuidos en todo el cuerpo: dos mil millones de linfocitos.

 

Figura 6. Maduración de los linfocitos