Secreción tubular

Algunas sustancias, especialmente iones potasio, hidrógeno y amonio, son secretadas desde la sangre de los capilares peritubulares hacia el filtrado. Determinados fármacos, como la penicilina o drogas son extraídos de la sangre por secreción. La secreción tubular ocurre principalmente en la zona del túbulo contorneado distal. La secreción de iones hidrógeno, es importante para regular el pH sanguíneo, que se realiza a través de la formación de ácido carbónico. El CO2 que difunde desde la sangre hacia la célula de los túbulos, se combina con el H2O para formar H2CO3. Este ácido se disocia formando H+ y HCO3 -. El HCO3 – va a la sangre y el H+ se elimina en la orina (Figura 12).

Anuncios
Secreción tubular
Figura 12. La figura indica el proceso que se lleva a cabo en las células tubulares, que permite recuperar bicarbonato y Na+ (a partir de la orina).

El riñón tiene un mecanismo adicional, para regular el pH, (síntesis tubular) pues frente a un exceso de ácidos, puede sustituir las bases por amoníaco (NH3); éste se combina con los iones H+ formando ion amonio (NH4 +).

Figura 13. Esquema resumen de los procesos de formación de la orina.
Tabla 2. Composición del plasma, filtrado glomerular y orina (g/100 ml de líquido).