Relaciones interespecíficas

Las relaciones interespecíficas se producen cuando dos especies de un ecosistema tienen actividades o necesidades en común por lo cúal interactúan entre sí. Puede que se beneficien o que se dañen o, en otros casos, que la relación sea neutra (Figura 1).

Anuncios
Relaciones interespecíficas
Figura 1. El gráfico presenta una medida del efecto de las interacciones sobre una u otra especie. En el cuadrante I corresponden las interacciones positivas para ambas especies. En el cuadrante II y IV están las interacciones positiva para una especie y negativa para la otra y cuando la interacción afecta negativamente a ambas poblaciones, en el cuadrante III.

Los tipos principales de interacción entre especies son:

Competencia (-/-)

Cuando ambas poblaciones tienen algún tipo de efecto negativo una sobre la otra. Es especialmente acusada entre especies con estilos de vida y necesidades de recursos similares. Ejemplo: poblaciones de paramecios creciendo en un cultivo común o escarabajos de la harina de trigo y el arroz.

Se ha observado que cuando dos especies compiten, una de ellas excluye o elimina a la otra, con lo cual se ve favorecida, esto se conoce con el nombre de principio de exclusión competitiva. Sin embargo, algunas poblaciones no entran en competencia, a pesar de que necesitan el mismo recurso para vivir y que es escaso en el ambiente; en este caso ocurre que una de las especies obtiene el recurso durante el día y la otra lo utiliza durante la noche, reduciendo la intensidad de la competencia y ninguna de las dos se ve tan perjudicada. De esta forma las dos especies pueden sobrevivir.

Depredación (+/-)

Se da cuando una población (depredador) vive a costa de cazar y devorar a la otra (presas). En algunos casos la depredación contribuye a que se alcance el punto de equilibrio en el funcionamiento de la naturaleza, ya que la depredación puede actuar eliminando a los individuos enfermos, viejos, o mal adaptados y, así aumentar la sobrevivencia de los más fuertes y mejor adaptados.
El mejor depredador será el que no elimine completamente a su presa, permitiéndole aumentar su densidad, de modo que su recurso no se agote. Se usa el concepto de generalista para las especies que, a falta de su presa principal recurren a otra, por ejemplo, el puma, que consume varias presas distintas. La contraparte son los especialistas que tienen una fuente de alimento muy restringida, como el koala, que se alimenta de hojas de eucalipto (herbivorismo), por lo que la destrucción de su hábitat pone en peligro de extinción a esta especie.

Simbiosis

(del griego syn = junto; bioonai = vivir).

Es una interacción estrecha, íntima, entre dos o más organismos de distintas especies. Muchas de estas interacciones pueden ser de beneficio mutuo, pero también las hay en las cuales alguno de los participantes resulta perjudicado.

El término huésped es usado para el más largo (o el más grande) de los dos miembros de una simbiosis. El miembro más pequeño es llamado simbionte.

Las variadas formas de simbiosis incluyen:

Mutualismo (+/+)

En un tipo de relación simbiótica en la cual ambas especies se benefician.

Ejemplos:

  • Bacterias de género Rhizobium y leguminosas (arvejas, porotos). Las bacterias viven en nódulos en las raíces de estas plantas, fijando nitrógeno que pasa a la leguminosa y ésta le proporciona “alojamiento” y moléculas orgánicas a sus simbiontes.
  • Micorrizas, corresponden a asociaciones entre hongos y las raíces de un 90% de las familias de plantas. El hongo aporta a la planta minerales esenciales que absorbe del suelo y esta le brinda moléculas orgánicas producto de la fotosíntesis. La presencia de micorrizas hace que la planta tenga más tolerancia al estrés ambiental como la sequía y altas temperaturas del suelo.

Comensalismo (+/0)

Es el tipo de interacción que se produce cuando una especie se beneficia y la otra no se ve afectada. Así, por ejemplo, algunas lapas que viven sobre las ballenas. La lapa tiene un lugar seguro para vivir y facilidad para alimentarse de plancton, mientras que la ballena no se ve ni perjudicada ni beneficiada o la rémora y el tiburón.

Parasitismo (+/-)

Es similar a la depredación, pero el término parásito se reserva para designar pequeños organismos que viven dentro (endoparásito) o sobre (ectoparásito) un ser vivo de mayor tamaño (hospedador o huésped), perjudicándole. La forma de vida parásita tiene un gran éxito; aproximadamente una cuarta parte de las especies de animales son parásitas. Son ejemplo de esta relación las tenias, los mosquitos, garrapatas, piojos, muérdago, lampreas, etc.

Amensalismo (-/0)

Interacción en la cual un animal es perjudicado y el otro no se ve afectado. Ejemplo: Los arbustos y las plantas herbáceas a menudo son dañados por las ramas que caen de los árboles altos o el hongo Penicillium y las bacterias.