Población

Son características de las poblaciones: la densidad, natalidad, mortalidad, migración y la distribución espacial.

Anuncios

Densidad

Se refiere al número de individuos por unidad de área o volumen. Algunos métodos para determinarla son por ejemplo: el censo o conteo total, muestreo, marcaje y recaptura. Es importante considerar que existen diferentes formas de expresar la densidad poblacional.

  • Densidad bruta es el número de organismos de la población por unidad de espacio total.
  • Densidad específica o ecológica es el número de organismos por unidad de superficie o de volumen que la población puede habitar realmente (hábitat).
Los factores que incrementan la densidad son los nacimientos (natalidad), y la llegada de nuevos individuos (inmigración). Los que la disminuyen son las muertes (mortalidad) y la salida de individuos del lugar geográfico (emigración).

Distribución espacial

Corresponde a la forma en que los organismos se dispersan en un área determinada según espacio y tiempo. Según el espacio que ocupan, se pueden reconocer tres tipos: agrupada, regular y aleatoria.

Figura 2. Tipos de distribución espacial.

Crecimiento Poblacional

En ecología, el crecimiento poblacional se entiende como un cambio en el número de individuos en función del tiempo.

Población
Figura 3. Factores que afectan el crecimiento poblacional.

Cuando en una población se dan las condiciones óptimas y no hay factores ambientales que limiten su crecimiento (resistencia ambiental), esta puede alcanzar el potencial biótico (r) que se define como la máxima capacidad de crecimiento de una población en condiciones ideales, y se expresa como:

Así, el potencial biótico resulta ser una medida del incremento del tamaño de la población por cada individuo en una unidad de tiempo. Si r es cero, la población se mantiene estable; si es mayor que cero, crece y si es menor que cero, decrece.

Modelos de crecimiento poblacional

El modelo de crecimiento poblacional típico de poblaciones con alto potencial biótico y donde no hay factores ambientales limitantes, es exponencial (su gráfica resulta en una curva de crecimiento en “J”) (Figura 4), que se caracteriza por un rápido aumento del número de individuos. Son ejemplos de este tipo: el crecimiento de microorganismos en el laboratorio, con constante renovación del medio de cultivo, insectos, roedores (plagas).

En la naturaleza, muchas poblaciones presentan un crecimiento exponencial sólo en la primera parte de su fase de crecimiento, ya que el ambiente limita sus capacidades de expresión. Este conjunto de factores ambientales que limitan el crecimiento poblacional se denomina resistencia ambiental (por ejemplo: escasez de alimento, de espacio, de oxígeno, luz, etc). Esta resistencia determina la capacidad de carga (K), que corresponde al número total de individuos que es capaz de soportar el ambiente. La curva que describe este tipo de crecimiento se conoce como crecimiento logístico o sigmoideo (S) (Figura 5).

En el crecimiento logístico, hay una fase inicial en la que el crecimiento de la población es relativamente lento (1), seguido de una fase de aceleración rápida (crecimiento logarítmico) (2). Luego, a medida que la población se aproxima a la capacidad de carga del ambiente, la tasa de crecimiento se hace más lenta (3 y 4) y finalmente se estabiliza (5), aunque puede haber fluctuaciones alrededor de la capacidad de carga.
Figura 6. Curva 1, crecimiento exponencial, curva 2, crecimiento logística, el espacio escurecido corresponde a la RESISTENCIA AMBIENTAL.