Patologias relacionadas con la Nutrición

Listado de patologias relacionadas con la nutrición:

Anuncios

La Desnutrición es una enfermedad en que el cuerpo de una persona no está obteniendo los nutrientes suficientes. Esta condición puede resultar del consumo de una dieta insuficiente o mal balanceada, por trastornos digestivos, problemas de absorción u otras condiciones médicas. Existen dos tipos de desnutrición.El Marasmo y el Kwashiorkor.

En el Marasmo faltan, al mismo tiempo, proteínas y carbohidratos, por lo que se la considera una desnutrición crónica, el individuo está en equilibrio, aunque bastante enflaquecido, con falta de ánimo y con muy poca actividad (al niño se le ven las costillas), pero no hay daño hepático. Esta desnutrición es típica de Etiopía y de África.

En cambio el Kwashiorkor se debe principalmente a la falta de proteínas. El consumo de calorías puede ser normal e incluso por sobre los requerimientos a partir de carbohidratos, los niños tienen edema abdominal, debido a que el hígado no puede fabricar muchas proteínas (entre ellas las que transportan lípidos), ni tampoco la albúmina plasmática que permite mantener una adecuada presión oncótica. Estos niños experimentan una desnutrición aguda, que normalmente puede llevarlos a la muerte. El nombre kwashiorkor quiere decir “desnutrición del niño que es desplazado”. Entiéndase que en donde hay pobreza extrema, el niño se amamanta el mayor tiempo posible, pero cuando nace el siguiente niño, el primero deja de ser amamantado y se alimenta esencialmente de pan y otros farináceos, de los cuales no recibe todas las proteínas de buena calidad que requiere.

La Bulimia según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se considera como trastorno mental y del comportamiento y en nuestro país, también se conoce como un trastorno de la conducta alimentaria (TCA). Afecta principalmente al sexo femenino, aparece entre los 15 y 20 años y se caracteriza por la ingesta compulsiva de alimento (atracones), para luego vomitarlo, incluso usar laxantes.Tienen problemas graves en la autoestima, en relación directa con el peso o con la imagen corporal (autoimagen).

La Anorexia es un TCA, que al igual que la bulimia se manifiesta con el temor a engordar, y conjuntamente una falta de autocontrol sobre la ingesta de alimentos, hace que los sentimientos y pensamientos determinen un estado anímico y mental que acaba en procesos depresivos. A diferencia de la Bulimia en la Anorexia la persona afectada no consume alimentos en forma normal, llegando en casos extremos a no ingerir ningún tipo de alimento. Tienen un autoimagen corporal que no corresponde a la realidad (se ven gordas estando enflaquecidas). Al igual que en la bulimia tienen problemas graves en la autoestima, en relación directa con el peso o con la imagen corporal (autoimagen) y debido a la falta de tejido graso suficiente para producir las hormonas sexuales tienen amenorrea o ausencia de menstruación.

La Obesidad es un problema nutricional de mucha importancia desde el punto de vista de la salud pública en los países que están creciendo como lo está haciendo Chile. En nuestro país, en la población menor de 15 años, las cifras bordean el 40%. Esto es 4 de cada 10 niños de enseñanza básica tienen obesidad.Entre los factores que la producen están los genéticos;sin duda los genes afectan el apetito, pero estudios cuidadosos han demostrado que sólo justifican un consumo de 150 Kcal. adicionales. Tambien hy factores afectivos;algunas personas por alguna razón (de tipo estrés, ansiedad o depresión), encuentran en los alimentos “alicientes” o “calmantes” para sus dolencias. Pero los factores Alimentarios son los más importantes debido a que el organismo obtiene las calorías a partir de los carbohidratos, lípidos y las proteínas.

En relación a los lípidos, se puede considerar una grasa aparente como mantequilla, mayonesa, aceite – las personas toman conciencia que las están consumiendo-, sin embargo, en muchos alimentos existe grasa inaparente, es decir que no se observa, y que aumenta la carga calórica que se consume, esto ocurre en general con la comida que llamamos chatarra, por ejemplo las papas fritas tienen entre un 35 a un 45% de grasa, una hamburguesa puede llegar a tener hasta un 60% de grasa y un trozo de queso puede llegar a tener hasta un 45% de grasa. Si a esto se le suma la vida agitada de hoy hace que las personas coman “corriendo” no le damos el tiempo al “sensor” de saciedad para que se dé cuenta de que está satisfecho, por lo que se come una cantidad adicional. Por citar un ejemplo, una persona compra de “colación” dos completos y una bebida, considerando los dos panes ya tiene 350 Kcal., si suman las dos salchichas tienen otras 400 Kcal. y le agregó algo de mayonesa a cada completo se suman otras 100 Kcal., y quedó con hambre, y en un rato de 10-15 minutos consumió la “módica” suma de 850 Kcal., es decir dependiendo de la edad con eso pudo comerse el 50% de lo requería al día (por ejemplo si fuera una mujer de 30 años). En síntesis, la obesidad (la globesidad como se la llama hoy), es el resultado de un desequilibrio entre la alta densidad calórica que se consume, y el poco gasto energético debido a la falta de ejercicio.

Otras enfermedades asociadas con la comida chatarra son la Diabetes tipo II, la Ateroesclerosis y la Hipertensión. En la diabetes tipo II, influye la cantidad extra que el individuo consume de alimentos de tipo calórico, produciéndose una paradoja, ya que muchas veces busca bebidas u otro aditivo con la connotación “liviano” (antiguamente “light”), sin embargo la comida rápida generalmente contiene altas cantidades de carbohidratos y de grasas. Este tipo de comida también contiene altas cantidades de cloruro de sodio (sal de mesa) por lo que también ayuda a aumentar la hipertensión. La hipertensión es el primer pasaje hacia el infarto, ya que el segundo pasaje, y el más importante, lo constituye la exagerada cantidad de grasas saturadas que contiene la comida chatarra (vienesas, papas fritas, hamburguesas, queso, etc.). Esta grasa saturada, en sí misma, ya es maligna para las arterias, agregándose el inconveniente adicional de que estas grasas saturadas conllevan a un aumento de la síntesis de colesterol endógeno y un aumento de colesterol en lipoproteínas de baja densidad (LDL), lo que comúnmente se conoce como colesterol malo. Estas grasas y LDL se van depositando en las arterias, generando el llamado ateroma, éste va gradualmente obstruyendo el paso de la sangre, hasta que finalmente, queda por completo obstruido, no pasa más sangre y sobreviene el infarto.