Nutrición

Para cuidar la salud no es útil comer poco o mucho, sino lo apropiado y lo que hace mejor al cuerpo. La mejor forma de promover este bienestar es ayudando a que todas las personas conozcan sus necesidades alimenticias como ser humano, para que al momento de comer lo tengan en cuenta. Los alimentos pueden definirse como una “mezcla de nutrientes”, esto quiere decir que cada alimento que consumimos tiene varios componentes ya estudiados anteriormente como compuestos orgánicos (carbohidratos, lípidos, proteínas, ácidos nucleicos, etc.), sin embargo, el conjunto de alimentos que consumimos, ya sea tomando en cuenta un día o la semana completa, constituye lo que se conoce como dieta. Es decir, la dieta es una combinación de alimentos de diverso origen.

Anuncios

Alimentos y Nutrientes

Cada alimento debe al menos contener carbohidratos, lípidos, proteínas, minerales y vitaminas. Lo que varía es la cantidad relativa de cada uno de estos nutrientes. Por lo anterior, la mayor presencia de uno de estos nutrientes en un alimento permite agruparlos como se muestra en el siguiente cuadro

NutrientesAlimentosAporte energético
CarbohidratosPan, cereales, legumbres4,0 Kcal/gramo
ProteínasCarnes y lácteos4,0 Kcal/gramo
LípidosMantequillas, margarinas, quesos9,0 Kcal./gramo
Ácidos NucleicosCarnes4,0 Kcal./gramo
Vitaminas y mineralesFrutas y verduras

Debido a esto, la acción fisiológica y/o bioquímica de cada alimento dependerá en cierta medida de cuál es el componente mayoritario que contiene. Como no existe el alimento perfecto que contenga todos los nutrientes en cantidad y calidad eficiente para cada persona, excepto la leche materna, es necesario elaborar una dieta equilibrada, de acuerdo a la condición fisiológica, nutricional, y metabólica de los individuos.

La leche materna tiene la composición ideal para el bebé aportando la cantidad adecuada de agua, azúcares, grasas y proteínas que el bebé necesita para un crecimiento y desarrollo óptimo, evitando una ganancia excesiva de peso, por lo que previene la obesidad en edades posteriores. Niños alimentados con leche materna presentan un mayor desarrollo cerebral y mayor inteligencia que los que son alimentados con leche artificial, debido a que en la leche materna existe una gran cantidad de ácidos grasos poliinsaturados los que regulan genes de la sinaptogénesis y de mielinización.Además regulan genes que tienen que ver con la síntesis de colesterol y de algunos mediadores del sistema inmune, lo que tendría como consecuencias que los niños amamantados presentan una menor incidencia de enfermedades crónicas como diabetes y asma.

Los alimentos que consumimos después de la lactancia no son tan “ideales” para nuestra fisiología, y por lo tanto, pueden alterar algunas de nuestras funciones ya sea por carencia o por exceso, debido a ello expertos en nutrición han “diseñado” alimentos conocidos como los probióticos ;que contienen bacterias vivas que ayudan a reforzar el sistema inmunológico como los lactobacillus,los prebióticos ;los cuales favorecen el crecimiento de las bacterias beneficiosas de nuestro cuerpo y los llamados alimentos funcionales ;que son alimentos que se les ha incrementado o adicionado componentes nutricionales que son beneficiosos para la salud ,por ejemplo menos contenido de colesterol o adicionar ácidos grasos omega-3 y/o omega- 6 o Vitaminas ,tal es el caso de margarinas,postres infantiles o leche.