Lípidos Plasmáticos y Enfermedad Cardíaca

Un importante factor de riesgo para el desarrollo de enfermedad cardíaca es la hipercolesterolemia. La razón es que los niveles elevados de colesterol favorecen el crecimiento de placas grasas que se forman en las paredes de las arterias. Al aumentar el tamaño de la placa se estrecha la vía de paso de la sangre que no sólo reduce el flujo de sangre, sino que su superficie irregular tiende a favorecer la coagulación sanguínea. Si se forma un coágulo de sangre en la placa o se aloja en este punto, puede interrumpirse bruscamente el flujo de sangre. Si el vaso bloqueado está en el cerebro, el resultado puede ser un ictus mortal y si el bloqueo ocurre en una arteria coronaria puede causar un infarto al miocardio.

Anuncios