Las Sensaciones

¿Es dulce el azúcar?, ¿Es roja la sangre?, ¿Es fría la nieve? Para responder estas preguntas debemos hacernos cargo de la siguiente afirmación. Si bien son los estímulos los que al actuar sobre los receptores desencadenan en ellos impulsos nerviosos que viajan al SNC, la sensación que de allí resulta, es un fenómeno subjetivo que depende del funcionamiento de nuestro propio SNC y que es independiente del estímulo en sí. Es decir, el azúcar no es dulce ni la sangre es roja, sólo que la percibimos como dulce y roja, respectivamente, para cuando dichos estímulos sean procesados por nuestra corteza sensitiva cerebral.

Anuncios

La sensaciones generadas dependen del desarrollo y estructura de la zona cortical cerebral a la cual llegan los impulsos nerviosos procedentes del receptor estimulado.

En cambio, la intensidad de la sensación depende de la frecuencia de descarga de la neurona sensitiva estimulada y del número total de neuronas sensitivas estimuladas por los receptores.

Las Sensaciones
Figura 1. Intensidad de la sensación, receptores y neuronas sensoriales.

La secuencia de eventos en la percepción sensorial se describe en el esquema siguiente, y se ejemplifica con la visión (Figura 2).

Figura 2. Esquema de la percepción sensorial de la visión.

Cerebro y Elaboración de las sensaciones

Las sensaciones son elaboradas en los siguientes lóbulos cerebrales:

a) Sensación del tacto, presión, frío, calor y dolor. En la corteza somestésica del lóbulo parietal.

b) Sensación auditiva: Alrededor de la cisura de Silvio, principalmente en el lóbulo temporal,pero también en el lóbulo de la ínsula.

c) Sensación visual: Alrededor de la cisura calcarina en el lóbulo occipital.

d) Sensación del olfato: De elaboración difusa en varias áreas cerebrales subcorticales (en el sistema límbico) cada una de ellas asociadas con diferentes aspectos del proceso de la olfación. Es decir, la olfación no tiene representación alguna en la corteza cerebral.

e) Sensación del gusto: En la corteza somestésica del lóbulo parietal, en el área de sensibilidad para la lengua.