Inversión térmica

El problema de la contaminación local del aire es estacional. Cuando aumenta la temperatura, el aire se calienta y se hace menos denso, por lo que asciende y lleva lejos los contaminantes. Sin embargo, en algunos casos puede quedar aire caliente estacionario en las capas más altas, que impide el ascenso del aire contaminado (Figura 9). Se habla en estos casos de una inversión térmica. Las inversiones térmicas se atribuyen a exceso de presión atmosférica local o al enfriamiento rápido de la tierra y del aire cercano a ella cuando el sol se pone. La inmovilización del aire impide el transporte de los contaminantes y aumenta grandemente la contaminación local.

Anuncios
Inversión térmica
Figura 9. Inversión térmica.