Glándula Paratiroides

La glándula paratiroides son cuatro pequeñas glándulas ovales aproximadamente del tamaño de una uva pequeña (Figura 8), ubicadas en la superficie posterior de la tiroides, dos implantadas en la parte superior y dos en la parte inferior de la glándula.

Anuncios
glándulas paratiroides
Figura 8. Estructura de las glándulas paratiroides.

Paratiroides

HormonasEfectosTrastornos de la Homeostasis
ParathormonaTiene una participación vital en el metabolismo del calcio y fósforo (hipercalcemiante). Regula el calcio en los líquidos corporales, aumentando el número y el tamaño de algunas células óseas, llamadas osteoclastos: éstas proliferan en los huesos y disuelven gran cantidad de la matriz ósea. Simultáneamente, el calcio es descargado en los líquidos extracelulares del cuerpo. El calcio en el hueso está unido al fosfato como fosfato de calcio (Ca3(PO4)2), y el fosfato es liberado junto con el calcio. La parathormona compensa la liberación del fosfato en la sangre estimulando la excreción del fosfato por los riñones. Al mismo tiempo, inhibe la eliminación de calcio por los riñones, y en esta forma se eleva la calcemia. La secreción de parathormona es modificada por factores del medio interno. Cuando el calcio en la sangre es bajo, debido a la insuficiencia de esta sustancia en la dieta o la falta de Calciferol (o vitamina D, que controla la absorción del calcio de los alimentos en el intestino), las paratiroides aumentan su producción de parathormona, y el calcio de los líquidos extracelulares aumenta (originado en la reabsorción del hueso). Ordinariamente, conservar una concentración adecuada de calcio en los líquidos corporales implica poca reabsorción ósea. Dado que los huesos contienen mayor cantidad que los líquidos corporales, la estructura del hueso no se deteriora. El hueso constituye un depósito de calcio, y la parathormona y calcitonina regulan el calcio en el cuerpo con gran precisión. La figura 8 resume la regulación de la calcemia.Hipoparatiroidismo:Debilidad muscular, problemas neurológicos, formación de huesos densos, tetania por hipocalcemia.

Hiperparatiroidismo: Problemas neurológicos, mentales y musculares por hipercalcemia; huesos débiles y quebradizos (osteítis fibrosa quística).

Figura 9. Regulación hormonal del calcio. La calcitonina y la parathormona contribuyen a la regulación de la calcemia. El hueso puede ser una fuente (sitio de producción) o un sumidero (sitio de utilización o almacenamiento) para el calcio.