Función elaboradora de reflejos de la Médula Espinal

La función elaboradora de reflejos de la médula espinal se define mediante el proceso de arco reflejo.

Anuncios

Arco reflejo

Algunos axones de neuronas sensoriales pasan a través de la materia gris y conectan directamente con las neuronas motoras ubicadas en el asta anterior de la médula espinal (reflejo monosináptico) o lo hacen a través de interneuronas (reflejo bi o polisináptico dependiendo del numero de interneuronas que participen), (Figura 12) que pueden sinaptar a su vez con las neuronas del asta anterior en el mismo nivel, pasar a niveles medulares inferiores, superiores o al cerebro.

Figura 12. Un arco reflejo polisináptico. En este ejemplo, las terminales nerviosas libres de la piel, cuando se estimulan de manera apropiada, transmiten señales a lo largo de la neurona sensorial a una interneurona en la médula espinal. La interneurona transmite la señal a una neurona motora. Como consecuencia de la estimulación de la neurona motora, las fibras musculares se contraen. Las neuronas de proyección, que no se muestran aquí, también son estimuladas por la neurona sensitiva y llevan la información sensorial al cerebro.
Figura 13. Reflejo rotuliano.

Este acto reflejo es un comportamiento controlado por dos clases de neuronas conectadas entre sí a través de conexiones excitatorias, de modo que las neuronas eferentes llevan a la contracción de los músculos extensores de la pierna. Sin embargo, estas neuronas también activan interneuronas inhibitorias que previenen la acción de los músculos flexores antagonistas. Este tipo de integración está diseñado para suprimir acciones competitivas, en este caso, entre distintos conjuntos musculares (Figura 13 y 14).

Figura 14. Circuito neuronal del arco reflejo.