Estructura del tubo digestivo

El tubo digestivo, en una sección transversal, presenta cuatro capas desde adentro hacia fuera (Figura 2):

Anuncios

Mucosa: Capa más interna formada por tejido conectivo y epitelial, existen abundantes vasos sanguíneos y glándulas que vierten su secreción al lúmen. En el estómago e intestino, la mucosa está muy plegada para incrementar la superficie secretora y absorbente.

Submucosa: Capa de tejido conectivo, rico en vasos sanguíneos y linfáticos. Presenta además abundantes fibras nerviosas.

Capa muscular: Presenta dos subcapas de músculo liso. Una interna con fibras musculares dispuestas circularmente, y otra externa con fibras en dirección longitudinal. La contracción coordinada de estos músculos produce unos movimientos de segmentación que mezcla el alimento, y otros ondulatorios llamados movimientos peristálticos.

En varias zonas del tubo digestivo, la capa muscular circular se engruesa formando un músculo llamado esfínter, los cuales regulan el movimiento del alimento desde una zona a otra del tubo digestivo.

Serosa: Cubierta más externa del tejido conjuntivo. Forma el peritoneo.

tubo digestivo
Figura 2. La imagen muestra las capas del tubo digestivo. Note que en general el tubo digestivo tiene unas prolongaciones como “dedos” llamadas vellosidades, y adicionalmente, estas vellosidades tienen otras prolongaciones llamadas microvellosidades, que aumentan el área de digestión y de absorción.