Enzimas Digestivas

La mayor parte de los nutrientes contenidos en los alimentos son polífmeros de gran complejidad que no pueden ser absorbidos por el organismo. Por esta razón, el sistema digestivo produce secreciones y jugos que contienen las enzimas digestivas, necesarias para fragmentar las grandes moléculas en moléculas simples que puedan ingresar y ser utilizadas por las células.

Anuncios

La producción de la mayoría de las enzimas digestivas es realizada por células llamadas células acinares, que tienen la capacidad de almacenar y secretar proteínas gracias a que poseen un aparato de Golgi y retículo endoplasmático muy bien desarrollado. Estas células acinares tienen una morfología polarizada: en la región apical contienen gránulos de cimógeno (forma inactiva de las enzimas o proenzimas) que son almacenados hasta que reciben el estimulo apropiado (generalmente una hormona) que induce su liberación por exocitosis.

Las células acinares se agrupan en estructuras llamadas acinos. Un acino corresponde a la unidad estructural y funcional de las glándulas exocrinas. El contenido de las células acinares es secretado hacia el lumen del acino, el cual desemboca en un conducto donde terminan los demás acinos de la glándula. Este conducto transporta la secreción hasta el sitio particular donde las enzimas serán activadas.

Enzimas Digestivas

Organización de las células acinares y acinos de la porción exocrina del páncreas.

Las enzimas digestivas son las moléculas que catalizan la transformación de las macromoléculas complejas presentes en los alimentos en moléculas absorbibles. Las distintas enzimas que participan en la digestión son altamente específicas en su función: cada una de ellas actúa sobre un tipo de nutriente. Por ejemplo, las proteasas degradan proteínas, las lipasas digieren lfpidos, y la amilasa actúa sobre el almidón. Además, el pH en el que actúan las enzimas es restringido; por lo tanto, cada órgano del tubo digestivo presenta un pH óptimo, donde las enzimas digestivas que ahí actúan presentan una actividad máxima. Por último, todas las enzimas digestivas son activas a la temperatura corporal del ser humano (37° C).

La siguiente tabla presenta un resumen de las enzimas que participan en la digestión de los alimentos.

Enzimas que participan en la digestión de los alimentos