Descubrimiento del principio de transformación

En 1928, F. Griffith observó que la bacteria Streptococcus pneumoniae, productora de la neumonía humana, se presentaba en dos cepas distintas. Una de ellas es virulenta (provoca la enfermedad), presenta capsula y forma colonias con aspecto liso; denominada cepa IIIS y a la otra variante de neumococo, que no presenta cápsula, no produce la enfermedad y forma colonias rugosas se denominó cepa IIR. Con estas dos cepas Griffith realizo el siguiente experimento (Figura 1).

Anuncios
Principio de transformación
Figura 1. Experimento de Griffith que puso en evidencia la existencia de un principio de transformación

El experimento hizo que Griffith llegara a la conclusión de que las bacterias de tipo IIR se habían transformado de algún modo y habían adquirido la virulencia genética de las bacterias muertas de tipo IIIS. Esta transformación produjo un cambio genético permanente en las bacterias, sin embargo Griffith no comprendió la naturaleza de la transformación y supuso que alguna sustancia de la cubierta de polisacáridos de las bacterias muertas podría explicar el cambio. A esta sustancia la denominó principio de transformación.