Colesterol

El colesterol se encuentra presente en células animales y tiene por función proporcionar estabilidad mecánica adicional a la membrana, además de prevenir el congelamiento celular (Figura 2).

Anuncios

El colesterol, debido a su estructura de anillo rígido, es un componente mayoritario e importante de las membranas de las células animales. El colesterol se inserta dentro de la bicapa con su grupo hidroxilo polar próximo a la cabeza hidrofílica de los fosfolípidos, interactuando con ellas (Figura 2).

Dependiendo de la temperatura el colesterol tiene efectos diferentes sobre la fluidez de la membrana. Por ejemplo, a altas temperaturas, el colesterol interfiere en el movimiento de las cadenas de los ácidos grasos de los fosfolípidos, lo que disminuye la fluidez de la parte externa de la membrana y la permeabilidad a las moléculas pequeñas. En cambio, a bajas temperaturas tiene un efecto opuesto, como interfiere con las interacciones entre las cadenas de los ácidos grasos, el colesterol protege a las membranas de congelarse y mantiene su fluidez.

Colesterol
Figura 2. Inserción del colesterol en las membranas biológicas de células animales.

Algunos procesos de transporte y actividades enzimáticas, por ejemplo, pueden detenerse cuando la viscosidad de la bicapa se incrementa experimentalmente más allá de un nivel umbral. Es por ello que la fluidez es una de las características más importantes de las membranas y depende de factores como:

  • Temperatura, la fluidez aumenta al elevarse la temperatura.
  • Naturaleza de los lípidos, la presencia de lípidos insaturados y de cadena corta favorecen el aumento de fluidez.
  • Presencia de colesterol, el cual estabiliza las membranas reduciendo su fluidez y permeabilidad.