Cloroplasto: fábrica de alimento

Todas las partes verdes de una planta poseen cloroplastos y pueden llevar a cabo la fotosíntesis. El color verde proviene de los pigmentos de clorofila contenidos en su interior. Son organelos de doble membrana, la interna forma las granas que contienen los tilacoides, estructuras donde se encuentra la clorofila y el espacio restante se llama estroma. La clorofila absorbe la energía solar que le permite al cloroplasto fabricar las moléculas de alimento. Al igual que la mitocondria, el cloroplasto contiene DNA, enzimas y ribosomas lo que le confiere autonomía por ello también se la considera un organelo semiautónomo. La teoría de la endosimbiosis, también (Margulis, 1970), propone un origen procariota para este organelo, por su semejanza con las bacterias (Figura 5).

Anuncios
cloroplasto
Figura 5. Estructura de un cloroplasto.