Células del Sistema Nervioso

Células del sistema nervioso: células de soporte, conocidas como células gliales (o glías o neuroglías) y células nerviosas, o neuronas, que es la unidad morfofuncional del sistema nervioso.

Anuncios

Células gliales

Son más abundantes que las neuronas, no conducen impulsos nerviosos y sus funciones tienen relación con la mantención de la estructura del sistema, reservorios funcionales, barreras especializadas y defensa inmunológica.

Células del sistema nervioso
Figura 1. Clasificación y función de las células gliales.

Neurona

A la neurona se le puede definir como la unidad estructural y funcional del sistema nervioso. En la neurona (Figura 2) se pueden distinguir:

Soma, cuerpo neuronal o pericarion

Contiene el núcleo y la mayor parte de la maquinaria metabólica celular. En el soma no se visualizan las estructuras involucradas en la división celular, ya que este tejido excitable se encuentra en reposo proliferativo. Una estructura destacada en el soma son los corpúsculos de Nissl (retículo endoplásmico rugoso), que tienen una importante actividad sintética.

Dendritas

Son generalmente múltiples y se consideran proyecciones del soma que incrementan la superficie de recepción sináptica, y que llevan los impulsos nerviosos hacia el soma neuronal (conducción centrípeta).

Axón

En general sólo uno, más grueso que las dendritas, muchas veces rodeado por una vaina de mielina. Su función principal es conducir impulsos desde el soma hacia el terminal sináptico (conducción centrífuga). La porción que une el soma neuronal con el axón se denomina cono axonal. La zona del terminal axonal se denomina en general telodendrón (o arborización terminal). La regeneración neuronal solo se ha demostrado en las células del sistema nervioso periférico. Esto es posible si compromete porciones distales al tercio del cono axónico (más alejado del soma neuronal). El axón con sus envolturas asociadas se conoce como fibra nerviosa.

Figura 2. Morfología de una neurona.

Las neuronas pueden ser clasificadas estructural y funcionalmente. Estructuralmente, las neuronas se clasifican según el número de procesos originados desde el cuerpo celular. Las hay pseudounipolar, bipolar y multipolar (Figura 3).

Figura 3. Clasificación estructural y funcional de las neuronas.

Función del axón

El axón o cilindroeje conduce los potenciales de acción desde el soma celular hasta el terminal sináptico, donde la mayoría de las veces el paso de la información se produce por neurotransmisión química (neurotransmisores). Aparte de la transmisión de impulsos, hay un activo transporte de sustancias por el axón tanto del soma celular hacia la zona terminal (flujo anterógrado) como desde la zona terminal hacia el soma (flujo retrógrado). En el primer caso son transportados los componentes vesiculares, mitocondrias, enzimas, metabolitos, precursores, etc. Hacia el soma se transportan las sustancias a reciclarse en el aparato de Golgi e incluso pueden ser transportados ciertos agentes nocivos como el virus de la rabia y de la poliomielitis (Figura 4).

Figura 4. Flujo axoplasmático.

Si hay una injuria (daño) al axón, se produce la degeneración y muerte de toda la parte distal (es decir aquella parte que no quedó en contacto con el soma neuronal) del axón. La regeneración se produce con cambios a nivel del soma celular y la vaina de mielina remanente, así como la lámina basal guía el crecimiento axonal hasta reinervar la estructura efectora. Es posible que el axón en regeneración sea también guiado por sustancias químicas producidas por la estructura inervada (factores tróficos).