Adaptaciones al ambiente biológico

Adaptaciones al ambiente biológico entre organismos:
Depredación: la selección natural moldea a presa y depredador

Anuncios

El consumo de una especie, por otra, corresponde a la relación interespecífica de depredación,en la que participan el depredador y la presa.

En ella participan animales que comen otros animales, y animales que comen plantas. Con el desarrollo evolutivo el depredador ha desarrollado estrategias más eficientes para capturar a sus presas y la presa ha desarrollado mejores maneras para escapar del depredador. Lo anterior significa que el depredador más eficiente para capturar a sus presas ejerce una intensa presión selectiva sobre éstas, las cuales con el tiempo pueden desarrollar algún recurso para contrarrestarla. A su vez el recurso adquirido por la presa, actúa como una fuerte presión selectiva sobre el depredador esta evolución interdependiente se conoce como coevolución.

Plantas y depredadores

Producto de esta verdadera carrera armamentista evolutiva, se explican varias adaptaciones de las plantas que las protegen de ser comidas, como la presencia de espinas, púas, hojas coriáceas y agentes químicos protectores de sabor desagradable o incluso tóxico para los herbívoros. Los ingredientes activos de plantas como la marihuana, amapola, tabaco y peyote cumplen la función de desalentar a los herbívoros.

Un buen ejemplo de coevolución bioquímica entre plantas y herbívoros lo constituye el algodoncillo y la larva de la mariposa monarca. El algodoncillo produce alcaloides y glucócidos cardiacos, sustancias que son venenosas para el resto de los animales. En el transcurso de la evolución estos insectos adquirieron la capacidad de tolerar o metabolizar estas toxinas. A su vez los depredadores de insectos “aprenden” a evitar a los insectos que devoran algodoncillo porque acumulan las toxinas en su cuerpo.

Adaptaciones al ambiente biológico
Figura 6. Orugas de mariposas monarca depredando algodoncillo.

Animales y depredadores

También la “carrera armentista evolutiva”, puede explicar la gran rapidez que alcanzan algunos animales para huir de sus depredadores, como también las púas del puerco espín, la caparazón de las tortugas. Otros viven en grupos como manadas de antílopes, colonias de abejas, cardúmenes de pejerreyes, esta conducta social reduce la posibilidad que un depredador tome por sorpresa a un miembro del grupo.

También las defensas químicas se observan entre los animales, una ranita del Amazonas del género Dendrobates que posee glándulas venosas en su piel. Posee una coloración de advertencia amarilla y negra, hace que los depredadores la eviten, lo mismo ocurre con el zorillo bandeado que lanza sustancias malolientes de sus glándulas anales.

Ejemplos más espectaculares lo constituyen especies inofensivas o comestibles que se protegen de la depredación, por su parecido incluso adquiere los colores de advertencia de una especie que es peligrosa (tóxica, venenosa o de sabor desagradable). El inofensivo que toma el aspecto y los colores de advertencia se denomina imitador y la especia verdaderamente peligrosa se denomina modelo. Este se denomina mimetismo batesiano como ejemplo, está el caso de una mariposa nocturna que imita la forma y los colores del cuerpo de una avispa que es evitada por los depredadores de insectos.

Figura 7. Mariposa nocturna, el imitador y avispa, el modelo.

Por otra parte, diferentes especies nocivas, venenosas o de sabor desagradable, se parecen entre sí con sus características de advertencia, aunque su carácter nocivo las protege como especies individuales, la similitud de su aspecto constituye una ventaja adicional. Es más fácil que los depredadores aprendan una coloración de advertencia común, esto corresponde al mimetismo mulleriano.
 

Figura 8. A) Avispa (modelo), B) Avispa cavadora, C) Avispa masárida y D) Avispa antidina son ejemplos de mimetismo mulleriano, ya que todos son venenosos y tienen aguijón. En cambio E) la mosca sírfida, y F) el coleóptero constituye un ejemplo de mimetismo batesiano ya que comparten la coloración pero no pican ni son venenosos.